Werner libra al Chelsea del chaparrón

Ninguna apisonadora es infalible, y por supuesto ningún equipo de fútbol es invencible. Quién iba a decir, sin embargo, que el Chelsea, el equipo más fiable de Europa durante el final de la temporada pasada, fuese a sufrir tantísimo para superar al Southampton en casa tras una semana con dos tropiezos consecutivos. Chaparrón, y de los gordos, el que estaba cayendo en el oeste de Londres, donde la lluvia, más propia del invierno profundo que de principios de octubre, no era lo único que había dejado fría a la grada de Stamford Bridge. Pero el fútbol es así, y quien terminó echando una manta calentita por encima del hombro de los suyos fueron, ni más ni menos, que Werner y Chilwell, dos de los hombres más señalados del club en este arranque de temporada.

El resultado final puede engañar, pero el Chelsea sufrió de lo lindo en la segunda mitad. Y eso que se adelantó pronto gracias a una prolongación de Loftus-Cheek en un córner que Chalobah, lanzándose en plancha en el segundo palo en un desprecio absoluto por su integridad física, mandó al fondo de la red. Buen jugador Chalobah y muy buen partido el suyo.

Parecía que la crisis se acababa rápida y sencillamente, pues Lukaku marcaba alrededor de la media hora de juego, pero su gol fue anulado, como también lo fue el de Werner. La forma en que el VAR le arrebató el gol al alemán por una falta previa de Azpilicueta hace dudar incluso al más creyente en la necesidad de la tecnología.

La decisión le pudo costar cara al Chelsea, que vio cómo Chilwell se equivocaba cometiendo un penalti que dio el empate a Ward-Prowse, pero el jugador de los saints devolvió el error al cometer una falta tan absurda como peligrosa sobre Jorginho que dejó a los suyos con diez. En superioridad numérica, el asedio de los de Tuchel fue mortal, y Werner primero y Chilwell después dieron el triunfo a unos blues que se colocan momentáneamente como líderes de la Premier League.

Diego Llorente saca del aprieto a Bielsa

El central español Diego Llorente hizo el gol de la victoria del Leeds United ante el Watford (1-0), rompiendo la racha negativa del equipo de Marcelo Bielsa, que había igualado su peor arranque liguero en 76 años.

El Leeds acumulaba seis encuentros sin ganar antes de este partido, su máximo desde que llegó Bielsa al banquillo de Elland Road, y tuvo que ser Llorente el que terminó con la maldición de esta temporada.

El central, que no ha entrado en la convocatoria de Luis Enrique para los próximos partidos de España, empujó a la red una jugada antes de los 20 minutos de partido, lo que fue suficiente para imponerse al Watford de Xisco Muñoz.

Los ‘Hornets’ no acaban de arrancar esta campaña y son decimocuartos, con siete puntos, mientras que al Leeds este triunfo le sirve para coger algo de aire y salir del descenso. Los de Bielsa, que hasta el momento habían conseguido empatar tres partidos, suben hasta el decimosexto puesto, con seis unidades.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code