Maldini hace historia y Brahim vuelve a ser decisivo

El Milan llega a la cita con el Atlético con la ilusión de un arranque de curso casi perfecto y de un equipo joven y descarado. Ante el Spezia, los de Pioli lograron su quinto triunfo en seis jornadas del Calcio, colocándose en el primer puesto con 16 puntos a la espera de los partidos de Nápoles e Inter.

Fue una victoria sufrida, complicada e histórica por el gol de Daniel Maldini. El delantero de 19 años se estrenaba como titular con los rossoneri y justo marcó su primer tanto. Fue legendario: nunca, en la Serie A, una familia de futbolistas logró marcar goles en tres generaciones seguidas. Trece años después de Paolo y sesenta después de Cesare le tocó a Daniel, que había salido de inicio en lugar de Brahim. El español, sin embargo, volvió a ser decisivo entrando en el tramo final: le fueron suficientes menos de diez minutos.

Pioli, a pesar de haber prometido no pensar en la Champions, al final cambió a seis jugadores respecto al once que batió al Venecia. Se volvió a ver Giroud, pero su presencia no fue suficiente para darle puntería a los milaneses, que por segunda vez consecutiva cerraron una primera mitad sin rematar a puerta y agarrándose solo a las llegadas de un incansable Theo. De hecho, la mejor oportunidad fue para los locales, que no aprovecharon un contragolpe de Gyasi con Maggiore y Nzola. Los de Thiago Motta, como con la Juventus, jugaron muy bien, pero volvieron otra vez a los vestuarios con 0 puntos.

Las emociones llegaron todas en la segunda parte. El Milan se adelantó con el gol de Maldini, que cabeceó a la red con fuerza un centro de Kalulu en una jugada empezada por Leao. Su padre, Paolo, estaba presente en las gradas y nunca lo vimos celebrar con tanta emoción un gol de un rossonero. Una emotiva imagen que ya es historia del Calcio.

El tanto pareció haber desbloqueado definitivamente a los milanisti, que con el revulsivo Leao rozaron el 0-2 varias veces (una de ellas, con una rosca que golpeó el poste). En su peor momento, sin embargo, el Spezia logró poner las tablas con algo de suerte, gracias a un zurdazo de Verde desviado por Tonali, imparable para Maignan.

Solo quedaban 10 minutos y Pioli, para el asalto final, decidió utilizar también a Brahim, en el banquillo para llegar al 100% con el Atleti. El malagueño, en el 87′, aprovechó con un disparo entre las piernas de Zoet una gran jugada y un centro raso de Saelemaekers, firmando así su cuarto gol en siete presencias. El español volvió a ser decisivo y el Milan tiene muchos motivos para ser optimista: sus jóvenes crecen partido tras partido. El Atleti está avisado.

Sobre Kendry González 2936 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code