Los problemas que debe solucionar España para pasar a octavos

Las alarmas se han encendido en la selección española tras el empate ante Polonia. Primero, porque el juego ante los polacos distó mucho del que mostró La Roja ante Suecia. Y, segundo, porque España está en una situación más que delicada respecto a la clasificación. Ganando a Eslovaquia, la clasificación está garantizada, pero para ello hay que solucionar algunos de los problemas que el equipo nacional ha evidenciado en este arranque de torneo y, sobre todo, ante Polonia. Hasta Luis Enrique admitió que el plan no funcionó y que estaba deseando ver el partido repetido para detectar fallos y ponerles solución.

El centro de campo, sin pegada y verticalidad

España toca y toca, pero no rompe.El dato de los pases es demoledor: España ha dado 1.712 pases en el torneo, 387 más que la segunda (Alemania) para casi nada. Ante Suecia, en la primera parte, sí que se crearon muchas ocasiones, pero ante Polonia, el centro del campo apenas se asomó al área rival. Ni Rodri, ni Koke, ni Pedri filtraron pases a los delanteros y tampoco rompieron líneas como hicieron ante los suecos. Koke sí que fue vertical en el estreno, pero ante Polonia la historia fue diferente y apenas se generó peligro. Tampoco los cambios funcionaron y los que entraron no aportaron soluciones.

Como ante Suecia, España fue la gran dominadora del partido con un 69% de posesión y un acierto en el pase del 87%, con 758 intentos, pero eso no le sirvió para acosar de verdad a Polonia, que se defendió bien y tampoco pasó grandes apuros.

Si le atacan, le hacen daño

España siguen sin encajar goles con facilidad. Desde noviembre de 2018 (3-2 en Croacia) no hay una selección que le marque más de uno. Sin embargo, los dos primeros partidos de la Euro han dejado la impresión de que se necesita poco para poner en apuros a Unai Simón. Suecia, sin apenas atacar, estrelló un balón en el palo y Berg desperdició una de esas ocasiones que se la aparecen en pesadillas al que las marra. Polonia, más valiente, generó varias situaciones de gol, entre ellas otro remate a la madera (Swiderski). Y ante, a los seis minutos, Klich lanzó un misil que tocó el larguero.

A pesar de ser dueña de la pelota, idea clave de su juego, España no ha sido capaz de transformar ese dominio en que su rival no le genere ocasiones claras. “Debemos ser exigentes y esas ocasiones no las podemos conceder”, decía Laporte en MARCA antes del partido ante Polonia. Ahora deben serlo aún más.

Poco impacto ofensivo de los laterales

Jordi Alba fue el mejor jugador del partido ante Polonia. Pero lo fue, raro en su caso, más por defender que por atacar. La presencia ofensiva de los dos laterales españoles en el campo rival ha sido cuantiosa en los dos partidos, pero apenas sí se ha traducido en peligro para la meta rival, Con Dani Olmo por delante del Jordi y para LlorenteFerran ante Suecia y Gerard Moreno ante Polonia, sus llegadas por sorpresa no han sido muchas. Y del juego de asociación no han salido tampoco grandes frutos.El gol cuesta

Desde el 6-0 a Alemania, la España de Luis Enrique ha marcado siete goles en 540 minutos, uno en los últimos 285. El gol es lo más preciado en el fútbol, lo que más cuesta. Y España lo eleva a una potencia máxima. Al límite del fuera de juego, Morata embocó un tanto que dice que España ha marcado solo una vez en sus 28 disparos. La selección que más posesión tiene (72%, por 57,5 de Bélgica, segunda) y la que más ataques produce (151, por 122 de Dinamarca) no es capaz de reflejar esos datos en goles. En una fase final esa esa una tara demasiado pesad y de la que selección necesita deprenderse.

Ante Polonia se generaron menos ocasiones claras de gol, pero España se sumó a la ‘moda’ de esta Euro de fallar penaltis. Ya son cinco los desperdiciados en lo que va de torneo. Es solo un dato más de un equipo, el español, que arrastra el debate de la falta de gol desde hace mucho.La juventud puede pasar factura

Futbolistas como Ferran, Olmo o Rodri, muy acostumbrados a jugar Champions, no están mostrándose como en sus clubes. Les falta dar ese paso al frente con la selección y la situación de tensión que se vive ahora con la clasificación en juego invitaría a apostar por jugadores más hechos. Los extremos, por ahora, no están aportando demasiado peligro para la selección y son muchas voces las que reclaman adelantar la posición de Llorente, que no está brillando en la posición de lateral derecho.

… Y el césped no ayuda

Este problema no es culpa de los jugadores, pero da la sensación de que el mal estado del terreno le está afectando desde el punto de vista mental. España encontró ante Polonia el camino al gol de manera sencilla. Como dijo Luis Enrique, se llegó al área rival de manera embarullada y por las declaraciones de los jugadores parece claro que el asunto del terreno de juego les ha afectado. No están cómodos con el terreno de juego y según avanzan los partidos da la sensación de que el factor campo se está volviendo en su contra.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code