¿Es mejor este Barça que el del 2-8?

Sólo la medular, con Pedri, aumenta el rendimiento mientras que el ataque es la línea que más pierde

El pasado 14 de agosto de 2020 ha entrado en la historia del Barcelona como uno de los peores días de la entidad. La humillante derrota por 2-8 en Lisboa generó un terremoto de grandes dimensiones en la institución. Era la goleada más abultada que había recibido el bloque culé en Europa. Y dolió mucho. 13 meses después, Bayern y Barça se vuelven a encontrar en la Champions, pero con equipos con muchos cambios. Comparando ambos onces, sólo la medular, con la presencia de Pedri, mejora a la de hace 13 meses. En defensa, el equipo es parejo y es en ataque donde ha perdido muchísima mordiente

SISTEMA

Quique Setién apostó aquella noche por un clásico 4-4-2, pero el resultado no fue le esperado. Este martes, Koeman medita alinear un 3-5-2. Al técnico neerlandés le ha dado buen rendimiento jugar con defensa de tres y dos carrileros.

PORTERÍA

Ter Stegen sigue bajo palos. No fue el peor de aquella noche, pero le endosaron ocho dianas. Este martes espera quitarse la espinita. No ha empezado demasiado bien la temporada, se estrenó contra el Getafe, tras haber sido operado este pasado verano, y encajó un gol. De todas formas, el potencial en la meta sigue siendo el mismo.

DEFENSA

En defensa, el nivel es parejo. Semedo fue titular en el lateral derecho y ahora Koeman medita decantarse por una zaga de tres. Piqué, que formó junto a Lenglet el año pasado, seguirá siendo titular, pero el técnico podría decantarse por Éric García en lugar del francés. Acompañará en esa zaga de tres, Araujo. Por lo tanto, en defensa, sobre el papel, este Barça y el del 2-8 es similar.

CENTRO DEL CAMPO

Quique Setién apostó por un centro del campo con Sergi Roberto, Busquets, De Jong y Arturo Vidal. Parece que el de Reus repetirá, como carrilero derecho, al igual que el medio catalán y neerlandés. En este caso, Pedri se sumará a la ecuación y eso permitirá aumentar un poco el nivel de la medular de ahora respecto al de hace 13 meses. Es, sobre el papel, la única posición que mejora un poco. El joven canario fue la temporada pasada uno de los jugadores revelación del año y su rendimiento fue tan elevado que disputó la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. Alba se situará en el carril zurdo.

ATAQUE

La parcela ofensiva es claramente la posición que más potencial ha perdido el Barcelona. No hay duda. Con la salida de Messi y el verano pasado de Luis Suárez, el bloque que presenta Koeman está muy lejos de los registros de estos delanteros. El argentino y el uruguayo fueron el tándem en ataque en 2020.

Todo apunta a que Coutinho y Memphis Depay serán la pareja elegida. El neerlandés está en un gran momento, pero el brasileño acaba de salir de una lesión que le ha mantenido nueve meses lejos de los terrenos de juego. Además, no ha terminado de mostrar su mejor versión desde que llegó al Camp Nou.

BANQUILLO

Aquella noche salieron al césped Griezmann y Fati. En cambio, Koeman cuando se disponga a mover el banco no encontrará jugadores de ese perfil. Con los lesionados Agüero, Fati, Dembélé o Braithwaite, Luuk de Jong es la gran baza. Sobre el papel, el Barça ha perdido también fondo de armario.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code