El Bayern rinde el último tributo a Müller con un triunfo trepidante ante el Colonia

El Bayern de Múnich logró su primera victoria en la Bundesliga ante el Colonia en un partido trepidante y lleno de alternativas que se resolvió en la segunda parte. Los cinco goles llegaron tras el descanso en un nuevo homenaje al Torpedo Müller, despedido con honores en un Allianz Arena entregado a su leyenda.

El Bayern de Múnich tardó más de la cuenta en carburar, sorprendido por el planteamiento serio y desacomplejado de un Colonia firme en la retaguardia y venenoso en el contragolpe en el arranque del partido. Julian Nagelsmann sigue buscando la tecla para hacer suyo a este Bayern todavía heredero de Hansi Flick. El joven técnico alemán quiere imprimir su inconfundible sello pero el conjunto bávaro todavía navega en la indefinición. En ataque estático su circulación fue muy espesa y no pudo conectar casi ningún contragolpe peligroso porque la transición defensiva del Colonia siempre replegó bien.

Con el paso de los minutos, Muller empezó a ganar influencia en la zona de entre líneas mientras los extremos, Sané y Gnabry, percutían por los costados con la inestimable ayuda de Davis, un puñal por la izquierda. El Colonia resistió con entereza el asedio al que le sometió el Bayern durante el tramo final del primer tiempo. El cuadro visitante pobló su área todo lo que pudo para evitar los remates de Lewandowski y Müller y en ese escenario emergió por encima de todos la figura de Jorge Meré. El central asturiano fue coloso multiplicándose para abortar casi todas las acciones de peligro del primer tiempo, que llegó a su fin sin que el marcador se moviera.

En el descanso Nagelsmann introdujo dos cambios que le cambiaron la cara al Bayern de inmediato. Nianzu fue sustituido en el lateral derecho por Stanisic y el insípido Sané dejó su lugar a Musiala. Los retoques hicieron efecto en solo cinco minutos, los que tardó Lewandowski en abrir la lata. El mérito del tanto hay que atribuírselo al joven Musiala, que regateó en una baldosa a su marcador como un funambulista sobre la línea de fondo antes de regalarle el 1-0 al delantero polaco (50’). El Bayern aprovechó la inercia 9 minutos después Gnabry hizo bueno un gran envío desde la banda de derecha Müller para poner tierra de por medio en el marcador (59’).

Cuando parecía que el partido se ponía cuesta abajo, una fulgurante reacción del Colonia dejó noqueado el Bayern, pues un minuto después Modeste recortó distancias de cabeza (60’) y, sin tiempo para asimilarlo, Uth hacía el 2-2 para resetear la contienda (62’). El Bayern se puso el mono de faena una vez más y le imprimió mucho vértigo a sus acciones para inclinar el campo hacia la meta de Horn.

Con Lewandowski y Müller distrayendo entre líneas, Musiala y Gnabry aportaban profundidad. En el 70, el extremo alemán conectó un gran disparo sin oposición para situar de nuevo al Bayern por delante. Con la ventaja recobrada, el conjunto bávaro trató de dormir el ritmo del encuentro para evitar más sustos. El Colonia no se dio por vencido y buscó el empate en un arrebato de amor propio que resultó a la postre insuficiente.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code