El Barcelona más inofensivo en ataque que se recuerda

Los azulgranas llevan 8 goles en 5 partidos de LaLiga Santander, sus peores números desde 2003. Ante el Cádiz volvieron a verse sus carencias

El Barcelona tiene un problema. Uno grande entre tantos en este convulso inicio de temporada. El conjunto azulgrana acumula tan solo 8 goles en LaLiga Santander en los cinco partidos que ha disputado, unas cifras muy alejadas de lo mostrado en las últimas campañas a estas alturas.

Concretamente, desde 2003 no se veía un inicio tan pobre a nivel goleador en Can Barça. Aquella temporada, la primera de Joan Laporta como presidente y con Frank Rijkaard en el banquillo, los azulgranas llevaban 5 goles a favor en sus primeros cinco choques… y las combinaciones en la delantera se sucedían jornada tras jornada, como sucede ahora. El único fijo era Ronaldinho,al que acompañaron Saviola, Sergio García, Kluivert y/o Quaresma.

Ahora, 18 años después, la historia se repite con un inicio liguero idéntico en cuanto a puntos y sensaciones. Ante la más que compleja tarea de reconstruir el frente ofensivo tras las marchas de Griezmann y Messi, Koeman no da con la tecla, ya ha probado con cuatro delanteras distintas… y sin éxito con las tres últimas. Todo ello condicionado por las numerosas bajas.

Comenzó con el tridente Griezmann-Memphis-Braithwaite ante Real Sociedad, Athletic y Getafe, y el equipo marcó con ellos 7 de sus 8 goles actuales. Sin embargo, la marcha del galo y la lesión del danés ha obligado al técnico a recomponer un frente muy tocado y en el que nadie asume la responsabilidad del gol. Contra Cádiz, Granada y Bayern, Memphis ha sido el fijo y le han acompañado Demir, De Jong y Coutinho. Y, desde entonces, el único gol lo marcó Araujo, un central, y en un partido en el que él y Piqué acabaron como delanteros de urgencia.

La poca mordiente y el bajón de Memphis

Memphis comenzó lanzado la pretemporada y la temporada, pero se ha diluido cual azucarillo en los últimos partidos. Ante el Cádiz se mostró impreciso, y aunque acabó más participativo y con ganas de marcar, perdonó dos claras que habrían dado oxígeno a su equipo.

Del resto de miembros apenas hay noticias. Luuk De Jong, el 9 pedido por Koeman y que llegó a última hora de mercado, sigue más que ausente. Sólo registra dos tiros (ninguno a puerta) en los tres partidos -Bayern, Granada y Cádiz- que ha disputado con la elástica azulgrana, y su condición de 9 puro le hace estar ausente durante los partidos. Ni siquiera ante le Granada, cuando el Barça puso 54 centro al área fue capaz de crear un mínimo de peligro.

Lo mismo le sucede a Coutinho, que sigue siendo una sombra del jugador que deslumbró en el Liverpool y al que la titularidad le ha durado un partido (ante el Granada). El austriaco Demir, por su parte, ha salido de inicio en los últimos dos partidos y, desde luego, no está llamado a ser uno de los líderes del ataque en la faceta goleadora.

Mientras la pólvora sigue mojada, Dembelé, Agüero, Braithwaite y Ansu Fati siguen en el dique seco y con las incógnitas de cómo (y cuando, en el caso de algunos) volverán tras sus lesiones. Un frente abierto de tantos que va más allá de los números y se acerca más a las sensaciones: este Barça es inofensivo.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code