El 1×1 del Barça ante el Nàstic

Neto: Espectador.

No llegó a tocar ni un solo balón en toda la primera parte.

Dest: Incisivo.

El lateral estadounidense fue quien más peligro aportó con grandes centros desde la derecha.

Piqué: Imperial.

Estuvo siempre atento al corte y dirigió al equipo desde atrás en la primera parte.

Umtiti: Reivindicativo.

El francés se mostró seguro en defensa e incluso pudo marcar con un cabezazo que se marchó fuera.

Balde: Atento.

El lateral debutante apenas sufrió en defensa y cuando se sumó al ataque centró a Sergi Roberto, que casi marcó.

Pjanic: Controlador.

El bosnio actuó como pivote y por sus pies pasaron la mayoría de los balones.

Sergi Roberto: Desacertado.

El de Reus dispuso de dos ocasiones claras, una a pase de Riqui y otra a centro de Balde. La primera la remató con el pie y la segunda con la cabeza, pero el meta rival rechazó ambos balones.

Riqui Puig: Revolucionario.

Con ganas de demostrarle a Koeman que puede tener minutos, Riqui intentó conectar siempre con los atacantes y dio un balón de oro a Sergi Roberto dentro del área.

Demir Yusuf: Prometedor.

El extremo austríaco debutante tocó siempre con mucho sentido el balón y se atrevió a chutar a portería.

Escobar: Peleador.

El delantero centro del filial, que también debutaba, se peleó con los centrales rivales, pero le costó encontrar portería.

Peque Polo: Debutante

Tras su cesión la temporada pasada, debuta con el primer equipo sin destacar en exceso.

Iñaki Peña: Fiable

El meta del filial demostró con dos paradas que Koeman puede contar con él si Neto se acaba marchando.

Igor: Asistente.

El lateral brasileño asistió a Manaj en el gol que se fabricó el delantero azulgrana.

Comas: Seguro.

Ocupó la posición de Piqué en el eje de la zaga tras el descanso y apenas sufrió apuros.

Ramos Mingo: Seguro.

Sustituyó a Umtiti en la segunda mitad y, pese a sus 18 años, se mostró un central con oficio.

N’diaye: Atrevido.

Sin trabajo atrás, el lateral senegalés se sumó al ataque con peligro y fue objeto de un penalti que Manaj transformó en el 4-0.

Matheus Pereira: Magnético.

Logró que atraer todos los balones en defensa y participó en el tercer gol del Barça con un gran pase en profundidad a Hiroki.

Gavi: Destacado.

El centrocampista sevillano, de solo 17 años, aportó dinamismo y revolucionó el ataque azulgrana en su debut.

Collado: Capitán.

El centrocampista portó el brazalete en la segunda parte y se erigió en el líder del equipo. Marcó el 2-0.

Hiroki Abe: Desbordante.

Olvidado el calvario de lesiones que le acompañó la temporada pasada, el japonés desequilibró en las dos bandas y sirvió a Manaj el 3-0.

Rey Manaj: Trigoleador.

El delantero albanés, que entró tras el descanso, se fabricó el 1-0 tras recibir de espaldas, girarse y disparar con potencia. Selló el 3-0 con el pecho tras un centro de Abe y cerró la goleada con un tanto de penalti.

Mortimer: Participativo.

El extremo empezó por la izquierda con mucha actividad y luego se desplazó a la derecha. Se fue apagando poco a poco.

Sobre Kendry 1192 artículos
Me llamo Kendry González Torres, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*