Dinamarca sufre pero jugará su primera semifinal desde 1992

Dinamarca, gran revelación de esta Eurocopa 2020, ya está en semifinales tras apear a la combativa República Checa (2-1) en Bakú. Algo que no lograba la ‘Dinamita Roja’ desde 1992, año en el se produjo el ‘milagro’ danés en Suecia. Los Peter Schmeichel, Laudrup y compañía se alzaron con el título después de eliminar a Países Bajos, vigente campeona, en semifinales y derrotar a Alemania (2-0) en la finalísima de Gotemburgo.

En nombre de Christian Eriksen

Casi 20 años después, este bloque parece haberse propuesto luchar en nombre de Christian Eriksen, que dio el susto en el partido inaugural ante Finlandia, y luchará el próximo miércoles en Wembley (21.00 horas) por disputar la segunda final de su historia.

Kasper Hjulmand repitió el mismo once de octavos y los suyos no tardaron ni 5’ en ponerse por delante. Un saque de esquina botado por Stryger Larsen, titular en detrimento del valencianista Wass, lo cabeceó a gol libre de marca Delaney, que sumó su primer tanto del torneo. A pesar del 0-1, Dinamarca siguió buscando el segundo en una primer acto en el que ambas selecciones hicieron gala del buen fútbol que les llevó a cuartos de final, en el caso de Chequia tras dar el ‘sorpasso’ en octavos ante Países Bajos.

Los Jaroslav Silhavy buscaban la igualada con un Holes muy activo en tareas ofensivas pero se encontró con el 0-2 al filo del descanso. Un excelso pase de Maehle, uno de los hombres de esta Euro, con el exterior lo remachó al segundo palo Dolberg, que de esta manera sumó su tercer tanto en los últimos dos partidos tras su doblete a Gales.

Schick caza a CR7 e iguala a Baros

Jankto y Krmencik entraron tras la reanudación y el encuentro dio un vuelco de 180 grados. Kasper Schmeichel sacó las dos primeras pero a la tercera fue la vencida para la República Checa. El ‘Pichichi’ Patrick Schick aprovechó un gran servicio de Coufal desde la derecha para recortar distancias y cazar a Cristiano Ronaldo como máximo realizador de esta Euro 2020. Con su quinta diana en cinco encuentros, el delantero del Bayer Leverkusen también igualó el récord de Milan Baros, máximo goleador checo en una Eurocopa con su repóker de dianas en Portugal 2004, que le valieron la Bota de Oro de dicho certamen.

Los daneses seguían groguis, pero se desadormecieron a tiempo de frenar las acometidas de la República Checa, que se quedó muy cerca de repetir las semifinales de 2004. Vaclik mantuvo a los suyos en el partido con sendos paradones ante Yussuf Poulsen y Maehle, incansable, y con la retirada de Schick con molestias en la parte posterior del muslo terminó la resistencia checa. Dinamarca jugará unas semifinales de la Euro 19 años después y lo hará en nombre de un Eriksen al que seguimos añorando sobre el terreno de juego.

Sobre Kendry González 2864 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

code