Cómo le fue a Ancelotti en sus últimos Clásicos: Barcelona – Real Madrid

El técnico italiano ganó dos de los cinco Clásicos que disputó en su primera etapa como entrenador del Real Madrid: uno en el Bernabéu y la final de Copa de Valencia en 2014

Si hay un partido en el que Carlo Ancelotti tiene un ‘debe’ en su historial es su escaso bagaja de triunfos en Liga sobre el conjunto azulgrana. Pero el técnico de Reggiolo se saca esa espina con el título de Copa que conquistó en Valencia en 2014 frente precisamente al conjunto azulgrana (2-1); En total, de cinco enfrentamientos, ha ganado dos, y ha perdido los tres restantes. En algunos casos, el técnico italiano tuvo que ver… Repasemos esos cinco clásicos…

1.- Sergio Ramos de pivote y Bale, de delantero centro (sábado, 26 de octubre de 2013)

El primer Clásico de Ancelotti se produjo en octubre de 2013. Por entonces el Barcelona lideraba la tabla clasificatoria (25 puntos) por delante del Atlético de Madrid, al que sacaba un punto (24), y del Real Madrid, al que sacaba tres (22). El técnico italiano quitaba hierro (“Se han disputado 17 Clásicos en los últimos tres años y los he visto todos. Pagué el abono de televisión para verlos, pero mañana no pagaré”, decía en la previa del encuentro) y presión a sus jugadores (“Todo el mundo da como favorito al Barcelona y eso no es malo”). Pero una mala decisión técnica le costó el partido, dejando la sensación de que él mismo le había puesto grilletes a sus jugadores: ante la baja de Xabi Alonso, Ancelotti colocó a Sergio Ramos como pivote, acompañando a Modric y a Khedira. Quiso copiar la idea de Mourinho cuando dispuso a Pepe en los Clásicos de 2011 en esa demarcación. La posición de Cesc como falso nueve acabó con el sevillano (más pendiente del jugador barcelonés que de otra cosa), y tuvo que ser sustituido en el minuto 55. Además, colocó a Bale como delantero centro, cuando éste salía de una lesión y no estaba para ser titular. Los goles de Neymar (min. 18) y de Alexis (una vaselina a Diego López), en el 77’, liquidaron cualquier opción blanca. Jesé acortó distancias en el minuto 90. Los blancos se quejaron de un claro penalti de Mascherano, que derribó a Cristiano dentro del área. Undiano Mallenco, el colegiado, no señaló nada.

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano; Xavi, Busquets, Iniesta (Song, 76’); Messi, Cesc (Alexis, 69’) y Neymar (Pedro, 83’).

Real Madrid: Diego López; Carvajal, Varane, Pepe, Marcelo; Khedira, Ramos (Illarra, 55’), Modric; Di María (Jesé, 75’), Bale (Benzema, 60’) y Cristiano.

Árbitro: Undiano Mallenco, Colegio Navarro. Amonestó a Busquets, Ramos, Adriano, Bale, Khedira, Marcelo y Cristiano.

Estadio: Camp Nou. 98.761 espectadores.

2.- Messi e Iniesta toman el Bernabéu (domingo, 23 de marzo de 2014)

Con un Madrid que había logrado llegar a ser líder de la tabla gracias a un juego vertical, fluido, ofensivo y con Cristiano como máximo ejecutor en el área rival, los blancos recibían a un Barcelona que tenía que ganar para no quedar descolgado… y ganó. Por un ajustado 3-4, en un recital de penaltis (hubo tres señalados por Undiano Mallenco, el mismo colegiado que en la primera vuelta), siete goles, una expulsión (Sergio Ramos) y mucha mucha emoción con una remontada por parte de los azulgrana gracias a dos lanzamientos desde el punto fatídico convertidos por Messi. Cierto es que el partido aunó mil batallas. Empezó marcando el Barcelona por medio de Iniesta. Benzema, en un abrir y cerrar de ojos, le dio la vuelta al partido. Messi equilibró el encuentro con una jugada afortunada. Cristiano, de penalti, al poco de volver del descanso, volvía a adelantar a los blancos… hasta que llegó la jugada clave del encuentro: un derribo de Ramos a Neymar significó la expulsión del primero, penalti convertido a favor de los azulgrana vía Messi y un partido abierto a falta de 25 minutos para el final. Las imágenes televisivas demostraron posteriormente que el brasileño estaba en posición de fuera de juego en el inicio de la jugada. El Madrid aguantó hasta que entre Xabi Alonso y Carvajal derribaron a Iniesta (minuto 84). Messi transformó el penalti definitivo.

Real Madrid: Diego López; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric (Morata, 89’), Xabi Alonso, Di María (Isco, 84’); Bale, Benzema (Varane, 65’) y Cristiano.

Barcelona: Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Alba; Xavi, Busquets, Iniesta; Neymar (Pedro, 68’), Messi y Cesc (Alexis, 77’).

Árbitro: Undiano Mallenco, Colegio Navarro. Expulsó a Ramos con roja directa (63’). Amonestó a Di María, Pepe, Cesc, Busquets, Xabi Alonso Cristiano y Modric.

Estadio: Santiago Bernabéu. 84.000 espectadores.

3.- La carrera de todos los tiempos de Gareth Bale (miércoles, 16 de abril de 2014)

Tres años después de la final de 2011, en la que los blancos derrotaron al Barcelona con un testarazo de Cristiano, los mismos rivales se volvían a ver las caras y de nuevo en Valencia. Apenas habían pasado unas semanas desde el triunfo azulgrana en el Bernabéu cuando de nuevo se volvían a enfrentar. A la tercera fue la vencida. Los blancos ganaron 2-1 con un estratosférico tanto de Gareth Bale a falta de cinco minutos para el final del encuentro. Ancelotti había dado la receta para ganar la Copa días antes: “Ilusión, motivación y concentración”. Y de esa manera salieron los jugadores blancos. En esta ocasión, sin Cristiano, que se quedaba en la grada por una lesión, los héroes blancos fueron Di María (trajo por la calle de la amargura a la zaga blaugrana con eléctricos contragolpes) y sobre todo, Bale, que marcó un gol eterno: recorrió 59.1 metros en apenas 7.04 segundos dejando atrás a Bartra (autor del único gol que encajó Casillas en toda la competición), saliendo el galés por la línea de banda para luego ingresar y batir a Pinto. Antológico. El Madrid utilizó velocidad y una firmeza defensiva formada por el triángulo Casillas-Pepe-Ramos. Colocó a Isco para aguantar y lanzar a Di María y el plan tuvo éxito.

Barcelona: Pinto; Alves, Mascherano, Bartra (Alexis, 86’), Alba (Adriano, 46’); Xavi, Busquets, Cesc (Pedro, 60’); Neymar, Messi e Iniesta.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Di María (Illara, 86’), Modric, Xabi Alonso, Isco (Casemiro, 88’); Benzema (Varane, 89’) y Bale.

Árbitro: Mateu Lahoz, Colegio Valenciano. Amonestó a Isco, Neymar, Pepe, Mascherano y Xabi Alonso.

Estadio: Mestalla. 55.000 espectadores.

4.- La única victoria en el Bernabéu (25 de octubre de 2014)

El cuarto Clásico de Ancelotti vio la única victoria de los madridistas bajo el mandato del técnico italiano en el coliseo de la Castellana. Era el comienzo de la campaña 2014-15 (novena jornada), y los blancos estaban ensamblando un centro del campo formidable: estaban Modric e Isco de la campaña anterior, y había que sumarles las presencia de Kroos y de James, dos de las sensaciones del Mundial que se había celebrado en Brasil. El Barcelona presentaba como gran novedad la presencia de Luis Enrique en el banquillo como máximo responsable técnico. El gran protagonista, sin embargo, fue Iker Casillas. Los azulgrana se habían adelantado en el marcador nada más empezar el encuentro, obra de Neymar (minuto 3). El meta blanco detuvo dos balones que se colaban y que hubiesen significado una nueva derrota blanca. Los blancos igualaron de penalti por mano de Piqué. Así se llegó al descanso. En la segunda parte, los blancos salieron a por todas y en 10 minutos de asedio constante reventaron el partido. Primero Pepe, de potente testarazo a la salida de un córner (minuto 50). Posteriormente, una jugada coral entre Isco, Cristiano, James y Benzema acabó con un disparo cruzado del francés. Los blancos pudieron hacer más daño, pero pecaron de conformismo.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe Ramos, Marcelo; James, Modric (Arbeloa, 88’), Kroos, Isco (Illarra, 83’); Benzema (Khedira, 86’) y Cristiano.

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu; Xavi (Rakitic, 59’), Busquets, Iniesta (Sergi Roberto, 71’); Luis Suárez (Pedro, 68’), Messi y Neymar,

Árbitro: Gil Manzano, Colegio Extremeño. Amonestó a Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Carvajal y Cristiano.

Estadio: Santiago Bernabéu. 84.000 espectadores.

5.- Los errores se pagan (domingo, 22 de marzo de 2015)

“Estos partidos se ganan con la cabeza, no con el físico”. Y razón tenía Carlo Ancelotti cuando dijo esa frase en la previa del partido. Y es que el Madrid fue superior al Barcelona durante buena parte del encuentro, pero acabó perdiendo. Dejó, eso sí, una buena imagen, pero el triunfo alejaba al Barcelona en la tabla clasificatoria cuando apenas quedaban diez jornadas para el final del encuentro. El absoluto dominador del encuentro fue Luka Modric, que tuvo en Karim Benzema a su mejor socio. Pero cuando le fallaron las fuerzas, el Madrid lo notó en demasía. El encuentro favoreció a los azulgrana, que se adelantaron con un remate de Mathieu (minuto 18) tras una falta innecesaria de Pepe. Los blancos no se amilanaron y empataron diez minutos después por medio de Cristiano. Precisamente, un remate del portugués se estrelló en el larguero cuando el marcador era 0-0. Fue Luis Suárez, en una jugada aislada, quien dejó el triunfo en el bolsillo azulgrana.

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Alba; Rakitic (Busquets, 75’), Mascherano, Iniesta (Xavi, 79’); Messi, Luis Suárez y Neymar (Rafinha, 84’).

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe (Varane 72’), Ramos, Marcelo; Modric (Lucas Silva, 87’), Kroos, Isco (Jesé, 79’); Bale, Benzema y Cristiano.

Árbitro: Mateu Lahoz, Colegio Valenciano. Amonestó a Pepe, Luis Suárez, Alba, Cristiano, Ramos, Carvajal, Modric, Mascherano, Isco, Iniesta y Alves.

Estadio: Camp Nou. 98.760 espectadores.

Esta será la tercera vez que visite el Camp Nou como entrenador del Real Madrid. Un conjunto blanco que llega después de ganar (0-5) en su visita a Kiev, donde se midió al Shakhtar. Tampoco logró la victoria con otros equipos como el Milan y el PSG. Ahora, la ocasión es propicia…

Sobre Kendry González 3639 artículos
Me llamo Kendry González, cree esta humilde página web para que usted se informe de todo lo que pase en el mundo del fútbol. Muchas gracias por visitar nuestra página.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*